26 de agosto de 2011

Parte 6


La refracción

Cuando un rayo luminoso a traviesa oblicuamente un material transparente para penetrar en otro, se produce un cambio de dirección, refracción.

Es el cambio brusco que experimenta un rayo luminoso en su propagación al cruzar con cierto ángulo de incidencia la superficie de separación de dos medios transparentes de distinta densidad, como consecuencia de la distinta velocidad de propagación de la luz en cada uno de estos medios.

Se produce refracción cuando la luz entra en diagonal o con cierto ángulo de incidencia en un medio más denso, disminuye su velocidad acercámdose a la normal saliendo disparado, cambiando de dirección, en paralelo al rayo incidente (el rayo emergente).





Grado de desplazamiento del rayo refractado:

La trayectoria de la luz depende de: tipo de material, ángulo de incidencia y la longitud de la onda del rayo incidente.

Rayo de incidencia: se mida con respecto a la normal. El rayo luminoso se refrecta más cuanto mayor sea el ángulo de incidencia.


Velocidad de propagación: de la luz depende de la densidad óptico de los medios transparentes y de la longitud de onda.
Cuando la luz blanca incide en un prisma se descompone en el espectro visible (dispersión)


Si la luz entra en un segundo medio más denso, el rayo se desvía, acercándose a la normal, mientras que si pasa por un medio menos denso se aleja.

El rayo, en este segundo caso, se separa de la normal al aumentar su velocidad al pasar po run medio menos denso.



Difracción:


Es la desviación de los rayos luminosos cuando inciden sobre el borde de una objeto opaco.
Esto da lugar a una zona de penunbra que acaba con la nitidez en las zonas de transición, es decir, entre zonas de luz y sombra.

Este fenómenos es más intenso cuando el borde es más afilado, aunque la luz se propague en línea recta, no hay que olvidar que tiene naturaleza ondulatoria, y al chocar con el borde afilado se produce un segundo ''tren'' de ondas circular.