31 de agosto de 2011

Parte 17

El fotómetro:

Es un isntrumento que sirve para medir la luz de la escena a fotografiar y determinar la exposición correcta.

Un fotómetro siempre que mide la luz da gris medio.




Hay dos tipos de fotómetros: mano o incorporados a la cámara

El fotómetro de mano puede medir la luz en incidente o reflejada; mientras que el fotómetro de la cámara sólo puede medir en reflejada. (todos dan una medición de gris medio)


Incidente:

Medimos la luz que recibe o incide el objeto/sujeto.

Para ello es necesario colocar la calota para que su medición sea de 180º, ya que el objeto recibe la luz en todas las direcciones, obteniendo gris medio.



Reflejada:

En este caso medimos la luz que refleja el sujeto / objeto. Con el fotómetro situado a la altura del objetivo, o con la cámara directamente. (con la calota retirada, dejand al descubierto la célula)



Tipos de células del fotómetro: fotogeneradora (célula de Selenio) y fotorresistente (célula fotoeléctrica).



Fotogeneradora:

Son generalmente las células de Selenio (Se)
Estos materiales tiene la propiedad física de generar una corriente eléctrica cuando la luz indice sobre ellas, las células.
No necesitan pilas.
Tienen una respuesta lenta y sensibilidad escasa.

El 1er fotómetro que se construyó fue el de Weston en 1932.
Célula de Selenio: genera electricidad en relación directa a la luz que recibe.



Fotorresistente:

Son células de sulfuro de Cadmio (Cds), Silicio (Si), Silicio azul o GAASP (fosforoarseniuro de galio)
Necesitan pilas
Cuanta más luz incide sobre estos metales menor resistencia oponen a la conducción eléctrica.

De entre ellos, lo más usados son los de Silicio o los de Silicio azul (sensibles y fiables).
Pero el de mayor precisión y perfección es de GAASP, debido a su respuesta totalmente equilibrada a los distintos colores.