23 de junio de 2008

Rincones escondidos

Cuando vas paseando puedes descubrir y percibir que no todos los mortales aprecian.

Senda tras senda entre montañas puedes encontrarte con una ermita en ruinas, con el encanto de sus piedra rodeadas por musgo, líquenes, telas de arañas... que todos ellos en su conjunto lo hacen un sitio
especial, o con una casita metido dentro del embalse, árboles de formas peculiares y cabidades aun
más si cabe, donde la imaginación se despierta pensando, es donde viven los gnomos, duendes o hadas, para los que les gusta la fantasía.

Se hace difícil pensar como pudieron construir en medio de una montaña, por el cual solo se puede acceder por un camino estrecho, pero el encanto de sus paredes y fachada trasera nos en vuelve.









2 comentarios:

Miguel Daza dijo...

Dios mío!!! cuántas fotos has puesto estos días, jeje. Perdona que tardara en ponerte comentarios, tengo problemas realmente importantes con Internet. Cada vez que veo fotos tuyas del Pirineo más ganas tengo de subir allí. La cascadita de agua mi favorita, porque con el calor que hace seguro que sale fresquita y muy rica. Saludos.

Carolina Martínez : dijo...

Esque he tenido mucho tiempo ultimamente para hacer fotografias jejeje.

No te preocupes si no has podido poner coentarios no pasa nada.

Me alegro que te gustasen las fotos la verdad es un buen sitio para practicar en paisaje :)

Lo malo de esa cascada es que no te puedes meter, pero hay otra cerquita, relativamente, que el agua está tan fría que sientes como ahujitas de hielo por la piel y se te suelen quitar las ganas jejeje.

Saludos!!