14 de junio de 2008

Restauración

Bueno yo sigo dedicándome a lo mío en mis ratos libres, buscar fotos viejas rotas y restaurarlas, me encanta ver el cambio que produce el antes y el después. El resultado satisfecho es el trabajo bien hecho :) jejeje.

Haber que os parece:




DESPUÉS:


Arreglada, le he quitado el contraste como me decía Miguel y le he quitado ese rojo que manchaba la foto, aun la veo contrastada, pero bueno de momento me gusta más así que la anterior

6 comentarios:

Miguel Daza dijo...

Oye, impresionado me has dejado, la restauración es estupenda, lo único que le veo es demasiada luz y contraste, pero lo que son los bordes y las partes rotas impresionante, enhorabuena.

Carolina Martínez : dijo...

Jejejejeje gracias!!

Ahora la estaba mirando y me he dado cuenta que está muy roja, en cuanto le quite el colorao la veremos mejor. jejeje

Gracias :)

Miguel Daza dijo...

Fantástica, ahora me gusta mucho más. Yo la dejaría tal y como está. Mola.

Carolina Martínez : dijo...

Pues así se queda ;) gracias!

Begoña dijo...

Vaya trabajo... ¡menudo cambio!

Pero soy de las románticas a las que le encanta el recuerdo de lo antaño y no se por qué, el coger una foto vieja entre mis manos me resulta más agradable que el tacto de una nueva.
Será por el recuerdo que me inspira...

¡Un saludo!

Carolina Martínez : dijo...

jajaja gracias Begoña

no se ami rotas no me gustan, ademas el papel antiguo se va deshaciendo con el tiempo hasta hacerse polvo.

Saludos.